BOÍ THERMAL SILESSENCE CLEANSER MOUSSE 100ML

13,95 €

ENVÍO GRATIS
a partir de 40€
608 720 844
compra por teléfono
MÁS DE 10.000
referencias
Descripción producto

Boí Thermal Silessence Cleanser Mousse: Mousse que limpia las impurezas y el maquillaje en profundidad

Boí Thermal Silessence Cleanser Mousse es una mousse desmaquilladora con la que conseguirás una limpieza en profundidad sin igual. La piel dirá adiós a las impurezas acumuladas durante el día.

Gracias al agua mineromedicinal enriquecida con magnesio, tu piel quedará suave, hidratada y con aspecto aterciopelado. Además, el 98% de sus ingredientes son de origen natural y poseen propiedades calmantes y desensibilizantes que darán a tu piel un aspecto más joven y luminoso.

La fórmula de Silessence Cleanser Mousse de Boí Thermal está hecha a base de extracto de manzanilla y lirio blanco. Tras cada aplicación, proporciona hidratación a la piel y un alto nivel de confort.

Composición de Silessence Cleanser Mousse

Agua, glycerin, decyl glucoside,  caprylic/capric glucoside, citric acid, iris florentina root extract, polyeosilon-lysine, chamomilla recutita (matricaria) flower extract, glyceryl caprylate, parfum (fragrance), sodium benzoate, potassium sorbate.

Presentación de Silessence Cleanser Mousse

Envase de 100 ml con dosificador.

Modo de empleo de Silessence Cleanser Mousse

Aplica Silessence Cleanser Mousse mañana y/o noche sobre el rostro y ojos humedecidos, masajear suavemente y aclarar con agua.

Beneficios de Silessence Cleanser Mousse

Silessence Cleanser Mousse posee una acción limpiadora y desmaquillante, ideal para eliminar las impurezas acumuladas a lo largo del día sobre el rostro. Además, sus selectos ingredientes mantienen el grado de hidratación en la piel.

La fórmula de Silessence Cleanser Mousse de Boí Thermal está hecha a base de manzanilla, lirio blanco y glicerina, combinada con tensioactivos muy suaves y compatibles con la piel.

A continuación, te detallamos cuáles son las propiedades específicas de cada uno de estos ingredientes:

Manzanilla

La manzanilla proviene de la chamomilla, y su historia como hierba medicinal se remonta a muchos años atrás. Podemos encontrar varias referencias de sus poderes curativos entre los pueblos germánicos, egipcios, griegos y romanos.

La manzanilla tiene cuatro características principales que asientan la base para muchos de sus usos: es antiinflamatoria, antiespasmódica, sedante y carminativa. La manzanilla se utiliza externamente para tratar la curación de las heridas y es una hierba medicinal importante para el tratamiento de dolencias en las mujeres.

Por otra parte, el enjuague bucal o hacer gárgaras con manzanilla ayuda a aliviar la inflamación de la boca, garganta y encías. Asimismo, la inhalación del vapor con manzanilla se puede utilizar para el tratamiento de resfriados crónicos, catarro, dolor de garganta y sinusitis.

En la medicina homeopática, la manzanilla se emplea para tratar la hipersensibilidad de los órganos de los sentidos y los nervios sensoriales, como por ejemplo en la neuralgia facial, punzante dolor de cabeza, ojos inflamados y los oídos, dolor de muelas y dolores punzantes en la región de los órganos digestivos. En la época infantil de dentición, la manzanilla alivia los dolores en las encías.

Lirio blanco

El lirio blanco, también conocido como azucena, es famoso por ser el lirio por excelencia. Su grandioso y puro color blanco avala su nombre científico candidum, que deriva de la palabra candidus (que significa blanco puro). Sus componentes principales son los aceites esenciales, flavonoides, mucílagos y saponinas.

En la antigua Grecia, el lirio blanco se recomendaba como hierba medicinal, especialmente para tratar enfermedades asociadas a la mujer. Por otro lado, los médicos griegos utilizaban la pulpa del bulbo en muselinas emolientes para el tratamiento de tumores e inflamaciones.

El aceite de lirio blanco alivia en caso de quemaduras y dolor de oído. La médico alemana Hildegarda von Bingen, entre otras, recomendaba emplear agua y pomadas de azucena para tratar manchas y erupciones en la piel.

La azucena representa la segunda Reina de las Flores. Comparte corona con la rosa, ya que ambas han acompañado a la humanidad durante miles de años. La pulpa del bulbo de la azucena ayuda a conservar la humedad de la piel y contribuye a eliminar las durezas y callosidades.

Glicerina

La glicerina, más allá de emplearse como disolvente en las cremas dermocosméticas, actúa como un gran hidratante gracias a su alta capacidad higroscópica. Esto quiere decir que la glicerina es capaz de absorber y retener agua en el estrato córneo, que es la capa más externa y visible de la piel.

Asimismo, la glicerina también posee un poderoso efecto barrera porque, según afirman algunos estudios recientes, interviene en la reestructuración de los lípidos del estrato córneo.

Gracias a ello, la glicerina aumenta la elasticidad de la piel y disminuye las arrugas, proporcionando así un valioso efecto antienvejecimiento.



Cabe destacar que la fórmula de Boí Thermal Silessence Cleanser Mousse es hipoalergénica y el 98% de sus ingredientes son de origen natural. Por ello, es una crema apta para pieles sensibles.

Boí Thermal

Boí Thermal es una gama de productos que poseen todas las propiedades de las aguas mineromedicinales de Caldes de Boí. De esta manera, podrás envolver tu piel con todos los beneficios que ofrece la balneoterapia.

El componente estrella de la fórmula Boí Thermal es el agua, elemento que simboliza la vida. Es la mejor aliada para proporcionar belleza y salud a la piel de forma natural. Con el fin de preservar la pureza de las aguas que componen los cosméticos, se utilizan activos naturales 100% respetuosos con la piel y el medioambiente.

Con Boí Thermal podrás notar cómo tu piel se llena de vitalidad, hidratación, elasticidad y confort. Además, gracias a las propiedades calmantes y antioxidantes de sus productos, tu piel se mantendrá luminosa, firme y joven.

Envíos en 24/48 horas
Valoraciones de nuestros clientes