DR. HAUSCHKA BALSAMO CORPORAL REGENERADOR 150ML

¡Precio rebajado! DR. HAUSCHKA BALSAMO CORPORAL REGENERADOR 150ML
003614 33.9575

39,95 € 33,96 €


ENVÍO GRATIS
a partir de 40€
24-72 H
Envío en 24-72 horas
608 720 844
compra por teléfono
DEVOLUCIÓN
garantizada
Descripción producto

Bálsamo Regenerador Corporal Dr. Hauschka: tratamiento reafirmante que tonifica y mantiene la piel tersa y firme

El Bálsamo Corporal Regenerador de Dr. Hauschka estimula la capacidad regeneradora natural de la piel y le da un aspecto firme y suave. Con su envolvente aroma de esencia de rosas y naranja, junto con un exótico toque de madera y vainilla, este bálsamo mima los sentidos.

La fórmula del Bálsamo Corporal Regenerador, a base de cera candelilla, rosa, trébol rojo, cola de caballo, malvavisco, abedul, aceite de jojoba y aceite de almendras, ayuda a mantener la piel elástica. 

Los valiosos extractos de plantas medicinales mantienen y regulan el nivel de hidratación de la piel, convirtiendo así el Bálsamo Regenerador Corporal en un remedio cosmético muy beneficioso para las pieles maduras que necesitan un tratamiento extra.

La cosmética de Dr. Hauschka es todo un referente porque es 100% natural y biológica, certificada según el estándar NATRUE. Además, está libre de aromas, colorantes, conservantes químico-sintéticos, aceites minerales, siliconas y PEG. 

Todos los productos de Dr. Hauschka están elaborados sin experimentar con animales y las materias primas provienen, siempre que están disponibles, de cultivos biológicos controlados o biodinámicos y obtenidas bajo condiciones de comercio justo. 

Composición de Bálsamo Corporal Regenerador de Dr.Hauschka

Ingredientes: Water (Aqua), Simmondsia Chinensis (Jojoba) Seed Oil, Prunus Amygdalus Dulcis (Sweet Almond) Oil, Alcohol, Helianthus Annuus (Sunflower) Seed Oil, Sesamum Indicum (Sesame) Seed Oil, Rosa Damascena Flower Extract, Equisetum Arvense Extract, Betula Alba Leaf Extract, Rosa Damascena Flower Water, Glyceryl Stearate Citrate, Glycerin, Hectorite, Fragrance (Parfum), Althaea Officinalis Leaf Extract, Punica Granatum Fruit Extract, Lysolecithin, Sucrose Laurate, Limonene*, Linalool*, Geraniol*, Citronellol*, Coumarin*, Citral*, Benzyl Benzoate*, Farnesol*, Benzyl Salicylate*, Eugenol*, Trifolium Pratense (Clover) Extract, Euphorbia Cerifera (Candelilla) Wax, Xanthan Gum, Lecithin, Malpighia Punicifolia (Acerola) Fruit Extract.

*componente de aceites naturales esenciales. 

La presentación de Bálsamo Corporal Regenerador es de un bote de 150 ml.

El uso del Bálsamo Corporal Regenerador de Dr. Hauschka es apto para personas veganas.

Modo de empleo del Bálsamo de Dr.Hauschka

Distribuye el Bálsamo de Dr.Hauschka sobre la piel tras la ducha o el baño. Este rico bálsamo se absorbe rápidamente y cuida la piel, aportándole una nutrición profunda.

Beneficios del Bálsamo Corporal Regenerador

El Bálsamo Corporal Regenerador de Dr. Hauschka es ideal para aquellas pieles maduras que requieren un tratamiento extra. Gracias a los ingredientes que incluye su fórmula, ayudan a mantener el nivel óptimo de hidratación y elasticidad en la piel.

A continuación, te detallamos cuáles son los beneficios concretos de cada uno de los componentes principales del Dr.Hauschka Bálsamo corporal: 

Cera candelilla

El arbusto de la candelilla es originario de México y su principal característica es que sus hojas están cubiertas con cera para soportar las calurosas temperaturas de su país nativo. Gracias a la cera de candelilla, este arbusto es resistente a la deshidratación y las influencias medioambientales. 

La cera de candelilla posee una textura sólida que resulta muy agradable en contacto con la piel, y en cosmética suele emplearse en las barras de labios porque aporta una gran estabilidad. 

Los laboratorios WALA importan la candelilla de México, donde la cera se extrae mediante un proceso tradicional que cuenta con más de un siglo de antigüedad. Los trabajadores hierven en el agua los trozos de la planta recién recolectada y extraen la cera que flota en la superficie. 

Rosa

El aceite de rosa contiene más de 400 componentes individuales. Los pétalos de rosa poseen, entre otros, aceite esencial, taninos, lípidos, cera y resina. Debido a su contenido en taninos, los pétalos de rosa tienen un efecto astringente y, en la antigüedad, se utilizaban en las infusiones para combatir la indigestión, así como en enjuagues bucales y para hacer gárgaras. 

En Oriente, tanto el aceite como el agua de rosa se toman para aliviar dolores de estómago, hígado y vesícula biliar. Gracias a sus virtudes antisépticas, antiinflamatorias y astringentes, los preparados de rosa también se emplean para tratar las inflamaciones en el pecho, heridas bucales, piel escamosa o herpes labial. 

En aromaterapia, la rosa es muy valiosa por sus propiedades relajantes, ya que calma las tensiones musculares de origen nervioso y las causadas por la falta de sueño. Asimismo, la rosa ayuda a mejorar el ánimo en estados depresivos. 

Gracias a su poder armonizador, la rosa se puede encontrar en casi todas las formas imaginables, como aceite esencial, agua, cera e incluso como extracto de pétalos de rosa, y está presente prácticamente en toda la gama de los Cosméticos Dr. Hauschka.

Trébol rojo

El Trébol Rojo, también conocido como Trébol Violeta, es una planta que podemos encontrar en casi cualquier pradera en los meses de mayo a septiembre. Una de las propiedades que más destaca del trébol rojo para la piel es su alto contenido en isoflavonas.

Las isoflavonas son un componente que nos aporta fitoestrógenos, hormona cuyo funcionamiento es parecido al de los estrógenos. Los isoflavonoides que aporta el trébol rojo o violeta contribuyen a que nuestra piel esté tersa y en perfectas condiciones. 

La particularidad que tiene el trébol rojo sobre nuestra dermis es que consigue mejorar su elasticidad y, además, la nutre en profundidad debido a que es un componente ideal para almacenar minerales y vitaminas. 

Por todo ello, el extracto de trébol rojo es perfecto para reducir el envejecimiento cutáneo y conseguir que la piel de nuestro rostro luzca más terso, menos flácido y más iluminado. 

El trébol rojo puede ser especialmente beneficioso para las mujeres que se encuentran en el periodo de la menopausia porque, a esta edad, se suele perder mayor cantidad de colágeno en la piel y sufrir un envejecimiento prematuro más evidente. 

Cola de caballo

La cola de caballo es una de las plantas más primitivas que se conocen, y suele encontrarse en campiñas húmedas y fangosas. Pertenece al grupo de las plantas criptógamas, ya que no desarrolla flores, sino estróbilos. 

Esta planta es muy beneficiosa para tratar afecciones reumáticas y las piernas hinchadas causadas por trastornos metabólicos. Las preparaciones a base de cola de caballo se aplican de manera externa, estimulan el metabolismo de la piel y tienen un efecto reafirmante. 

La cola de caballo fortalece y limpia el tejido conjuntivo, particularidad importante cuando el tejido está flácido, con poco riego sanguíneo y con manchas, o cuando el cabello y las uñas están quebradizos. 

La cola de caballo posee hasta un 10% de ácido silícico, sales potásicas, flavonoides y derivados de ácido cafeico. Los baños con infusión de cola de caballo son ideales en los casos de trastornos vasculares, inflamación y heridas mal cicatrizadas.

Malvavisco

El malvavisco, procedente de la misma familia que la malva, es una planta perenne de tonalidad violácea y flores blancas que se puede encontrar en suelos salinos y calcáreos, así como en praderas húmedas y los bancos de los ríos. 

Probablemente, además de las hojas, la parte más apreciada del malvavisco en medicina sea su raíz, debido a su alto contenido en mucílago. El malvavisco se utiliza de manera externa en forma de cremas y ungüentos para tratar heridas y quemaduras en la piel. El mucílago cubre la parte herida o quemada y actúa como una capa protectora que agiliza la sanación. 

En cuanto al ámbito de la cosmética, el malvavisco es especialmente beneficioso por sus propiedades hidratantes. Esta planta se emplea en jabones, productos de cuidado de la piel, lociones de afeitar, lociones para la piel, enjuagues bucales y pastas de dientes. 

Abedul

El abedul es un árbol caducifolio que, sin duda, destaca entre el resto por su esbelta figura recubierta en una corteza blanquecina, así como por su gran altura y la forma arqueada de sus ramas. 

Las hojas de abedul son ricas en flavonoides, aceite esencial, compuestos amargos, taninos, saponinas y vitamina C. El abedul está especialmente indicado para los tratamientos de primavera y otoño por su efecto purificador, que contribuye en la limpieza de la piel. 

La savia de abedul que se obtiene en la primavera, en los meses de marzo y abril, se emplea para frenar y prevenir la caída del cabello, contrarrestar la caspa y desengrasar el cuero cabelludo y el cabello. 

Aceite de jojoba

La jojoba es un arbusto de hojas perennes que puede llegar a medir hasta tres metros de altura. Crece en regiones desérticas en condiciones climáticas extremas, con temperaturas nocturnas situadas entre los 0ºC y los 5ºC y temperaturas diurnas de hasta 45ºC. 

El aceite de jojoba es un aceite excelente para el cuidado de la piel, ya que la cubre con una película transpirable, no pegajosa y no grasa que proporciona el factor natural 4 de protección solar, por lo que evita que nuestra piel se reseque. 

Al tener una estructura parecida a la grasa de la piel, el aceite de jojoba logra penetrar en las capas más profundas. Este aceite es ideal para frenar la producción de sebo en el acné vulgar y para calmar las quemaduras solares y la picazón, gracias a su acción antiinflamatoria. 

Aceite de almendras

El almendro es un árbol de corteza gris que puede alcanzar hasta los ocho metros de altura, y es susceptible a las épocas heladas. El almendro pertenece a las rosáceas y está estrechamente emparentado con la cereza, el melocotón, el albaricoque y la rosa. 

Con toda probabilidad, la almendra es el fruto más antiguo cultivado en el Viejo Mundo, cuya historia y éxito natural se alarga hasta la actualidad. El almendro produce una resina que se puede recoger en forma de lágrimas. 

El aceite de almendras que se extrae de las semillas es un aceite ideal para el cuidado de la piel gracias a sus grandes propiedades hidratantes. De hecho, es un ingrediente muy eficaz para atenuar las manchas en la piel causadas por el sol y para aliviar los síntomas que provoca el herpes. 

Las almendras utilizadas en los cosméticos Dr. Hauschka son de cultivo biológico certificado español, en gran medida de calidad Demeter. Ya en Alemania, las almendras se muelen en una almazara artesanal tradicional, obteniendo así aceite de almendras y harina de almendras.

Dr. Hauschka

En una sociedad en la que apenas se tenía consciencia sobre los preparados naturales, Rudolf Hauschka supuso toda una revolución. La filosofía de Hauschka era la de elaborar medicamentos naturales sin necesidad de utilizar alcohol para su conservación. La creciente demanda de sus productos animó a Hauschka a fundar los Laboratorios WALA en 1935. 

Todos los ingredientes empleados en los productos del Dr. Hauschka proceden de cultivos biodinámicos o cultivos biológicos controlados siempre que es posible. Si una materia prima no está disponible con calidad biológica en el mercado internacional, Dr. Hauschka inicia proyectos de agricultura biológica para obtenerla. 

Los productos de Dr. Hauschka adquieren su exclusiva calidad, que estimula la actividad propia de la piel, mediante la interacción de sus ingredientes que han sido elaborados con procedimientos rítmicos. De esta manera, la biocosmética ayuda a tu piel a recuperar su propio equilibrio.

Este producto no tiene comentarios en eKomi
30 otros productos de la misma categoría: