Política de Cookies: Este sitio web utiliza cookies. Si continúas navegando aceptas el uso de las cookies. Más información. ACEPTAR

Sorbitol: el azúcar estrella de los productos light

Sorbitol: el azúcar estrella de los productos light

El sorbitol: todo lo que debes saber sobre el azúcar estrella de los productos light

Su buen sabor, el bajo valor calórico, su versatilidad al usarse en varios productos… El sorbitol es un endulzante muy popular no solo en la industria alimentaria, sino también en la cosmética y en la farmacéutica. Pero, ¿son todo ventajas lo que ofrece esta sustancia?

 

Si te interesa conocer más a fondo cuáles son las propiedades, los usos y los inconvenientes del sorbitol ¡quédate, que te lo contamos!

Qué es el sorbitol

 

El sorbitol es un azúcar-alcohol, también conocido como polialcohol. Es una sustancia que podemos utilizar como edulcorante en diversos productos alimentarios. Más allá de proporcionar dulzura, también es un excelente agente humectante y texturizador.

 

Asimismo, también se utiliza en otro tipo de productos, como serían los pertenecientes a la industria farmacéutica y cosmética.

Presencia natural y artificial

Podemos encontrar la presencia de sorbitol tanto de forma natural como artificial:

Forma natural

Fundamentalmente, encontramos el sorbitol en las frutas: manzanas, peras, melocotones, albaricoques, membrillos, bayas en general, ciruelas... Consecuentemente, el sorbitol también se hace presente en zumos de frutas y mermeladas frutales, junto con la fructosa propia de estos alimentos.

 

Los frutos desecados también están formados por sorbitol, como los orejones y dátiles. En cuanto a los néctares y las frutas en conserva, estos muestran una menor proporción de sorbitol.

 

Finalmente, también podemos encontrar el sorbitol en pequeñas cantidades en algunas verduras.

Forma artificial

El sorbitol, más allá de obtenerse a través de recursos naturales, también puede sintetizarse mediante la glucosa. En este sentido, el sorbitol se emplea a nivel industrial como aditivo endulzante bajo el nombre E-420 o E-420ii (jarabe de sorbitol).

 

De esta forma, podemos encontrar cantidades de sorbitol en productos de lo más variados, como por ejemplo: chicles, gominolas, bollería industrial, chocolates, mermeladas, dentífricos y productos aptos para personas diabéticas.

Para qué se utiliza el sorbitol

El sorbitol es una sustancia muy valorada por todas las propiedades que presenta. Por ejemplo, actúa como humectante y protege la pérdida del contenido de humedad de algunos productos de confitería, horneados y chocolates -en caso de que estos tengan tendencia a secarse o endurecerse-. Así, el sorbitol logra mantener toda la frescura en el momento de almacenaje.

 

Pero, sobre todo, el sorbitol cobra verdadera importancia en los siguientes aspectos:

No provoca caries

A diferencia de otros azúcares, el sorbitol tiene la gran ventaja de resistir la metabolización por parte de las bacterias bucales, que son las responsables de causar caries o de erosionar el esmalte dental.

Compatible con la diabetes

Las personas diabéticas son especialmente susceptibles a los azúcares, pero el sorbitol tiene la peculiaridad de que se absorbe lentamente por el intestino. De hecho, el organismo no necesita insulina para metabolizar el sorbitol, por lo que el aumento de los niveles de glucosa e insulina en sangre se reduce significativamente.

Por otro lado, el sorbitol presenta un menor valor calórico que el azúcar, por lo que se convierte en una sustancia que puede ayudar a controlar el peso. En definitiva, todos aquellos productos que sustituyen el azúcar por el sorbitol pueden ser útiles para las personas que padecen diabetes, ya que podrán ampliar y dotar de variedad las dietas que requieren ser bajas en calorías y sin azúcares.

No obstante, dado que el control de la diabetes es diferente en función de un individuo u otro, es recomendable que cada paciente consulte la posibilidad de incorporar el sorbitol a su dieta con su médico.

Menos calorías

Tal y como hemos comentado, el sorbitol presenta un menor valor calórico que otros azúcares. Por ese motivo, es especialmente atractivo para las personas que se preocupan por mantener a raya su figura.

En concreto, el sorbitol proporciona tan solo 2,4 kilocalorías por gramo, a diferencia de las 4 kcal/g que proporciona el azúcar.

Efectos secundarios del sorbitol

Desafortunadamente, el sorbitol no son todo ventajas. A partir de una determinada cantidad, el sorbitol suele producir efectos secundarios no deseados. Específicamente, una cantidad superior a 20 gramos puede producir los siguientes síntomas:

-         Dolor abdominal leve

-         Diarrea

-         Gases

-         Náuseas

-         Calambres leves del estómago

-         Irritación rectal

 

Por esa razón, el uso del sorbitol no está recomendado en niños, ya que con una cantidad inferior ya podrían presentar síntomas adversos. No obstante, no debe cundir el pánico: el sorbitol no suele presentar ningún efecto negativo en las concentraciones que se usan de manera habitual.

 

Más allá de la indigestión que las excesivas cantidades de sorbitol pueden provocar en cualquier persona, debe prestarse especial atención a las personas que presentan algún tipo de intolerancia a esta sustancia.

Intolerancia al sorbitol

El principal motivo por el que una persona desarrolla intolerancia al sorbitol es debido a su predisposición genética.

 

En estos casos no se digiere correctamente el sorbitol y pueden presentarse los mismos síntomas que una sobredosis de sorbitol: dolor abdominal, gases, diarrea, etc. Si crees que cabe la posibilidad de que tengas una intolerancia al sorbitol, es importante que acudas a tu médico de cabecera para que te realice pruebas para confirmar el diagnóstico.

 

De esta manera, un especialista podrá asesorarte sobre cómo debe de ser tu dieta en caso de que seas intolerante al sorbitol y así evitar la ingesta de alimentos que contengan este nutriente.

 

Si ya sabes que eres una persona intolerante al sorbitol, entonces deberás de leer muy bien las etiquetas de los productos alimentarios para evitar este componente. Recuerda: los productos industriales con sorbitol se indican con la referencia E-420 o E-420ii.

 

Puedes contactar con nuestros expertos enviando 

Deja una respuesta

* Nombre:
* e-mail: (No publicado)
   Web: (URL webhttp://)
* Comentario
Introduce el código