Busca en el blog

Qué son las agujetas y cómo evitarlas

Qué son las agujetas y cómo evitarlas

Todos nosotros las hemos sufrido alguna vez, y seguramente no será la última vez que lo hagamos. Sin duda son uno de los mayores temores de todas las personas que empiezan o quieren empezar a realizar algún tipo de actividad física. Sí, estamos hablando de las agujetasLas agujetas son ese dolor muscular que sentimos entre un o dos días después de haber entrenado, y que podremos sufrir en diferentes grados de intensidad, desde unas pequeñas molestias, hasta un dolor realmente molesto.

 

Debemos tener en cuenta que las agujetas son las compañeras del ejercicio, sobretodo en aquellos casos en los que estamos empezando, o cuando cambiamos el tipo de entrenamiento o los tipos de ejercicios que estamos acostumbrados a realizar. Hoy te vamos a explicar qué son exactamente las agujetas y sabrás como puedes prevenirlas y minimizar su impacto.

 

¿Qué son exactamente las agujetas?

Sin duda existen páginas y páginas acerca de qué son las agujetas y aún así, los profesionales del campo siguen sin ponerse de acuerdo sobre el origen exacto de las mismas. Al principio, se creía que las agujetas eran dolor muscular post-entrenamiento que era causado a la formación de cristales de ácido láctico que se libera en las fibras de nuestros músculos, como consecuencia al estrés al que los sometemos cuando realizamos ejercicio físico.

 

Actualmente la teoría que mas consenso tiene entre los expertos es que las agujetas son unas microrroturas musculares producidas durante el entrenamiento, las cuales nuestro cuerpo reparará y recuperará gracias al descanso y a los nutrientes. Del mismo modo, también existe otra teoría que dice que las agujetas son pequeñas roturas en el músculo, producidas por un excesivo calentamiento muscular, mientras estamos entrenando.

 

Ya presenten un origen u otro, ambas teorías coinciden en que son unas roturas musculares más o menos grandes, y que se trata de un dolor muscular post-entrenamiento totalmente normal, y que sufrimos prácticamente todas las personas que entrenamos o que comenzamos un tipo de entrenamiento nuevo. Sí que tenemos que aclarar, que existe la creencia de que, si no tengo agujetas, no he entrenado bien, y no es así. El hecho de tener agujetas no quiere decir que he llevado a cabo un entrenamiento eficiente, sino que lo que he hecho es pedir a mi cuerpo un tipo de esfuerzo al que no está acostumbrado.

 

Las agujetas a menudo son más intensas a los dos días después de haber entrenado, aunque suelen aparecer entre las 24 o las 48 horas siguientes al ejercicio, y acabarán desapareciendo gracias al reposo y al hecho de llevar una correcta nutrición. Las agujetas en la mayoría de los casos suelen ser algo anecdótico, simplemente se manifestarán en unas leves molestias que estarán con nosotros unas horas o días, aunque deberemos prestar atención en distinguirlas de una posible lesión. Para ello, debemos tener claro que las agujetas nos molestarán incluso en situación de reposo, y deberán desaparecer a las pocas horas o días, disminuyendo su grado de dolor paulatinamente. Por contrario, una lesión provocará dolor en momentos de esfuerzo y requeriremos de un tratamiento médico.

 

¿Cómo podemos evitar las agujetas?

Debemos tener claro que evitar las agujetas al 100% es realmente complicado, porque como hemos visto, son un reflejo de nuestro cuerpo al realizar un esfuerzo físico al que no está acostumbrado. Dicho esto, si que es posible hacer que sean una molestia leve que no nos impida llevar a cabo nuestro día a día sin problemas. Para ello, podemos seguir unos sencillos consejos:

·      Siempre que podamos deberemos comenzar a hacer ejercicio de una forma progresiva. Por ejemplo, si es el primer día que empezamos a correr, no podemos pretender hacer 10 kilómetros y que al día siguiente estemos en plenas condiciones. Lo más normal será que no podamos levantarnos de la cama. Debemos seguir un principio de progresión, para de este modo, acostumbrar a nuestro cuerpo al nuevo esfuerzo físico que le vamos a exigir. Y lo mismo si vamos a empezar con un entrenamiento de fuerza, debemos acostumbrar a nuestro cuerpo a la técnica y a que entienda que músculos estarán implicados.

·      No debemos dejar de lado nunca el calentamiento. No somos un coche, no podemos pasar de 0 a 100 en segundos y que nuestro cuerpo no se resienta. Deberemos invertir al menos, unos cinco minutos de nuestro entrenamiento a poner nuestro cuerpo en condiciones de poder empezar a ejercitarse. En este caso no deberemos estirar, estos es un error. Nuestros músculos están fríos y estirarlos puede causarnos lesiones, deberemos calentarlos, caminando, haciendo ejercicios de movilización de nuestras articulaciones, lo que nos evitará lesiones y minimizará las agujetas.

·      Después de entrenar, ahora si deberemos realizar un buen estiramiento. Deberemos volver a la calma del mismo modo que hemos empezado, de forma progresiva, dedicando unos 10 minutos a los estiramientos de los grupos musculares que hemos trabajado. Gracias a los estiramientos estaremos mejorando nuestra recuperación muscular, y estaremos reduciendo las agujetas que podemos sufrir al día siguientes, encontrándonos mejor.

·      También deberemos llevar una correcta hidratación y nutrición tanto durante, como después del entrenamiento. Esto nos ayudará a reponer el glucógeno muscular a través tanto de alimentos como de bebidas ricas en hidratos de carbono. Del mismo modo, llevar una correcta alimentación rica en aminoácidos esenciales nos ayudará a tener una buena recuperación. Un ejemplo de esto son los batidos, por ejemplo, de kiwi y de piña, que cuentan con un alto contenido en potasio y magnesio, que nos ayudarán a reducir la inflamación y la fatiga muscular. 

·      Finalmente, si padecemos de un dolor persistente y fuerte, podemos recurrir a algún tipo de crema con propiedades antiinflamatorias, las cuales nos ayudarán a aliviar la zona y a disminuir las molestias de las agujetas. Del mismo modo, también existen diversos complementos alimenticios adecuados para deportistas que busquen que sus articulaciones sufran lo menos posible. Hablamos de complementos con colágeno tipo II, con vitamina C y con vitamina D.

 

Comprar complementos alimenticios para combatir las agujetas

En Satisfarma, tu farmacia online de confianza, ponemos a tu disposición una gran cantidad de productos y de complementos alimenticios que te ayudarán a minimizar las agujetas. De entre todos ellos, te recomendamos los siguientes:

  • NUTERGIA ERGYSPORT RECUP 60 CAPS: aporta magnesio y calcio bajo forma de citratos y carbonatos, así como vitaminas del grupo B, contribuyendo en la reducción de la fatiga.

  • AINOK CAPSULAS 450 MG 15 CAPSULAS: complemento alimenticio formulado con la asociación de dos sustancias naturales con documentadas propiedades beneficiosas antiinflamatorias y antiedematosas.

  • EXCELVIT PURE 90 CAPSULAS: nuevo complemento alimenticio de Excelvit, en un cómodo formato en cápsulas que permite una dosificación más eficiente, mucho más fácil de tomar y más económica.

  • NUTERGIA ERGYSPORT REGEN 450G, un complemento alimenticio en polvo para disolución en líquido que aporta glúcidos, proteínas, vitaminas y minerales para reconstituir las reservas energéticas y mantener la masa muscular.

  • BEPS PURO OMEGA NATURAL EPA 60 PERLAS: un complemento alimenticio con ácidos grasos Omega 3 (EPA y DHA) procedente de pescado azul de alta calidad, altamente concentrado (75%), rico en EPA y con Vitamina. 

________________

Cómo siempre todos nuestros canales de comunicación están a vuestra disposición para hacernos cualquier consulta, como si te acercaras a la farmacia más cercana a tu casa, estaremos encantados de atenderte por:

  • Por teléfono o WhatsApp al 608720844
  • Por correo electrónico a info@satisfarma.com
  • Por el chat que encontrarás en nuestra web
  • Por nuestras redes sociales, instagram, facebook y twitter (@satisfarma)