Íntima

Íntima

Filtros activos

Cuidados e higiene íntima femenina

 

Una buena higiene es el principio de una buena salud, y esto también se aplica cuando hablamos de la zona íntima femenina.

La vulva y la vagina son zonas muy delicadas del cuerpo que tienen su propio sistema de limpieza, es decir, cuentan con una barrera microbiológica que actúa de defensa natural ante virus, bacterias externas y hongos.

Mantener la zona íntima femenina en estado saludable, significa que el aseo y la higiene, deben respetar el equilibrio de su pH y la función depurativa de la flora vaginal.

 

Existen dos factores que lo condicionan:

  • Factores internos o biológicos: A lo largo de su vida, una mujer sufre cambios hormonales que pueden afectar directamente a la flora bacteriana vaginal o la producción de flujo.
  • Factores externos: Ciertos aspectos que no dependen directamente de la biología de la mujer pueden alterar su equilibrio íntimo (la ropa que usas, los productos con que te aseas…)

Para evitar una alteración (por exceso o por defecto del pH y/o las bacterias) te recomendamos seguir estas pautas de cuidados e higiene:

 

Cuidados Diarios:

  • Lávate a diario con agua y un producto específico para la zona íntima, que esté acorde con el valor de pH vaginal según la etapa en la que te encuentres:
  • Niñas que aún no hayan tenido la menarquia: pH 7,0 
  • Mujeres en edad fértil: pH al 5,5
  • Mujeres en la menopausia: pH neutro entre 6,5 y 7,0

  • En caso de que tengas que usar toallitas húmedas eligela también con base a este criterio.
  • Cámbiate a diario la ropa interior y usa tejidos naturales (preferiblemente de algodón) evitando, en la medida de lo posible, las telas sintéticas.
  • El vello púbico tiene una función protectora de la zona íntima, pero si decides depilarte, asegúrate de usar los productos diseñados específicamente para la delicada piel genital, así evitarás pequeños cortes, irritaciones o infecciones.  
  • Evita usar prendas de ropa excesivamente ajustadas, procura que tu vestuario permita una correcta ventilación de la sudoración de tu zona íntima.
  • Limpiar la zona perineal siempre desde la vulva hacia el ano (nunca en dirección contraria) para evitar la proliferación de bacterias.
  • En verano, cambia frecuentemente el bañador o el bikini mojado por uno seco.
  • Haz ejercicio, como todos los músculos de nuestro cuerpo, la vagina necesita que fortalecerse para mantenerse tonificada.
  • Ejercitar el suelo pélvico como parte de tu rutina diaria de cuidados, evitará problemas futuros como la incontinencia urinaria.
  • La manera más fácil de realizar estos ejercicios es con la ayuda de un ejercitador de Kegel, los hay de diferentes pesos para ir aumentando progresivamente el trabajo muscular.   

Cuidados durante la menstruación:

  • Durante estos días, la zona íntima requiere más atención y aseo.
  • Según tu flujo menstrual, tu estilo de vida y/o la hora del día, puedes elegir usar productos de absorción interna o externa (compresas o tampones), es importante cambiarlos con frecuencia y elegir los que sean libres de desodorante.
  • Evita dormir con tampones absorbentes, usarlos durante toda la noche puede producir riesgos de shock tóxico.
  • También puedes elegir usar una copa menstrual, que es un recipiente de contención con forma de embudo que recoge el flujo dentro de tu vagina, evitando que la sangre se oxide. La ventaja de este método es que además de ser ecológico, evita irritaciones, alergias o infecciones, ya que están hechas de silicona.  Existen diferentes tallas que se ajustan a tu cuello del útero tanto si has parido como si no.

 

Cuidados en las relaciones sexuales:

  • Disfrutar de las relaciones sexuales es beneficioso a nivel físico y mental, pero mantener este tipo de contacto genera riesgos, cuando no se usa la protección adecuada.
  • Si bien el uso de preservativos no es algo relativo directamente al cuerpo de la mujer, es el método más efectivo para evitar enfermedades de transmisión sexual y embarazos no deseados, por lo que es necesario incluirlo en esta serie de consejos. 
  • Los preservativos han evolucionado mucho y existe una gran variedad de productos indicados para el hombre, pensados para tu protección y disfrute.
  • Pero no solo es necesario protegerse de las ETS, durante la actividad sexual se intercambian bacterias beneficiosas, propias de cada persona (incluso en parejas estables el ecosistema vaginal se ve alterado) por esto, es importante lavarse las manos y la zona genital, antes y después de las relaciones sexuales para mantener su equilibrio.
  • El uso de lubricantes y masajeadores está recomendado en todos los casos, especialmente si tienes sequedad vaginal o hipertonía de los músculos del suelo pélvico.
  • El mejor sitio para comprar este tipo de productos es tu farmacia online de confianza, ya que así te aseguras de adquirir productos clínicamente probados y con todas las garantías de los fabricantes certificados.

 

Cuidados especiales en la menopausia:

Durante esta etapa se producen muchos cambios que afectan directamente a tu salud íntima, es importante mantener los hábitos de higiene y si es necesario, tomar suplementos alimenticios que contrarresten la baja producción de hormonas*.  

Debes poner especial atención si sufres de incontinencia urinaria, ya que, no usar las compresas especiales hará que la humedad se acumule en la zona íntima, aumentando el riesgo de infecciones y hongos.

La sequedad vaginal es una de las consecuencias directas de esta etapa. Usar lubricantes y geles hidratantes a diario te permitirán sentirte más cómoda.

¿Y qué hago si ya está alterada mi flora vaginal?

Pese a que en los últimos años se ha popularizado el uso directo del yogur como remedio casero en estos casos, no es recomendable en lo absoluto, porque además de tener las bacterias buenas, este producto lácteo contiene azúcares, lo cual puede ser muy perjudicial.

Efectivamente, en caso de alteraciones en el pH o la flora vaginal, el uso de probióticos puede ayudarte a restituir su equilibrio, pero debes usar los que son específicos para esta zona.

 

En resumen, tu salud íntima podría estar en riesgo si no mantienes una higiene correcta, lo más importante es la prevención y que uses productos respetuosos con tu pH.

 

Si observas variaciones en el olor, la consistencia o el color del flujo vaginal que no estén relacionados con tu ciclo menstrual, acude a tu ginecólogo.

*Consulta a tu médico antes de tomar cualquier tipo de suplemento.  

 

En Satisfarma tu farmacia online a buen precio podrás encontrar todos los productos de higiene íntima femenina que necesitas como los ejercitadores de Kegel, masajeadores, copas menstruales, geles íntimos, probióticos, preservativos, toallitas íntimas, etc.

 

 

Envíos en 24/48 horas
Valoraciones de nuestros clientes