Próstata

La próstata es un órgano masculino al que quizás no prestamos demasiada atención ni cuidado y que solo sabemos de ella cuando tenemos algún tipo de dolencia, normalmente produciendo ciertos trastornos urinarios. De hecho, lo que suele ocurrir, es que la próstata agranda su tamaño, comprimiendo la uretra, y produciendo estas dolencias que comentamos, conocidas como hiperplasias.

Seguramente muchos de nosotros desconocemos que la próstata es un órgano que al igual que las orejas, va creciendo durante toda nuestra vida. Por este motivo, hacia los 60 años en adelante, es bastante frecuente sufrir algunas dolencias asociadas a la próstata, lo que se conoce comúnmente como próstata “agrandada” o hiperplasia. Para poder controlar esta dolencia, y minimizar el riesgo de sufrir en un futuro problemas relacionados con la próstata, hay un factor que sí que podemos controlar y que sí que puede ayudarnos. No se trata de otra cosa que nuestra alimentación. Se sabe que en otras culturas como la asiática, estas dolencias son mucho menores y no es por otra cosa que la dieta, la cual en las culturas orientales, incorporan vegetales que nos ayudan a que la próstata controle su crecimiento durante nuestra vida.

Por tanto, para evitar dolencias que puedan perjudicarnos y puedan provocarnos problemas a la hora de orinar, deberemos mantener una serie de hábitos de alimentación. Por ejemplo, lo primero que deberías tener en cuenta, es beber mucho agua. Hablamos de tomar entre un litro y medio y dos de agua todos los días. Dicho esto, en aquellas personas que ya sufran de problemas de próstata, habrá que ir con cuidado, sobretodo ante viajes largos o situaciones que no permitan ir al baño cuando queramos. También deberemos huir de los alimentos con altos contenidos en grasas saturadas para proteger a nuestra próstata, ya que todos ellos contribuyen a engordarnos, y a desarrollar posibles enfermedades, que no beneficiarán a mantener una buena salud prostática. 

Otro alimento perjudicial es el alcohol, que puede irritar nuestro sistema digestivo y urinario, y por tanto nuestra próstata, y el tabaco, que es un factor de riesgo para padecer problemas urinarios y de próstata.

Después de haber enumerado unos cuantos alimentos y productos que deberemos limitar, para conseguir tener una correcta salud de nuestra próstata, vamos a ver que alimentos podemos añadir a nuestra dieta, para mejorar nuestro hábitos de alimentación. Debemos tener en cuenta, que la mejor opción siempre será optar por alimentos frescos, ya sean hortalizas, frutas o verduras. Todos ellos nos aportarán las vitaminas y los minerales necesarios, para poder mantener una correcta salud, y además, gracias a ellos conseguiremos seguir una dieta equilibrada y variada. Deberemos asegurarnos de consumir alimentos que sean ricos en vitamina E y zinc, y ambos componentes los encontramos, por ejemplo, en las calabazas, en el pescado azul, en cereales integrales o en el aguacate.

Otros aspectos importantes a la hora de prevenir posibles problemas de próstata, son el hecho de realizar ejercicio físico regularmente, con ejercicios aérobicos y anaeróbicos, controlar el estreñimiento, consumiendo alimentos ricos en fibra, y controlar nuestro peso, ya que el hecho de sufrir de obesidad, puede ser un factor de riesgo a la hora de mostrar futuros problemas de próstata.

Consentimiento de cookies