Hilo y seda dental

Hilo y seda dental

Filtros activos

A la hora de llevar una correcta higiene bucodental y asegurarnos de tener un correcto estado de salud, hay dos elementos principales que todo el mundo conoce y que todo el mundo usa en su día a día, el cepillo dental y el dentífrico. Ahora toca ir un poco más allá, si no lo has hecho antes, y debes conocer que existe otro producto igual de importantes, se trata del hilo o seda dental.

Y ¿por qué deberíamos usarlos? Pues porque evidentemente tanto el cepillo como la correcta elección del dentífrico es fundamental para tener una óptima higiene bucodental, pero ambos son insuficientes para una correcta limpieza bucal. Existen en nuestra boca muchos rincones a los que el cepillo no es capaz de llegar, por muy bien que realicemos el cepillado. En esos rincones es donde se acumulan los restos de comida, que a la larga pueden provocarnos dolencias más graves. Las bacterias presentes en nuestra boca, juntamente con nuestras mucosidades y los restos de comida que se queden entre los dientes, formarán lo que se conoce como placa dental, que a su vez formará sarro y que llegados a este punto, solo podremos eliminar mediante la visita a nuestro dentista.

Todos y cada uno de nosotros somos diferentes y nuestras bocas también lo son. Hay personas que tienen los dientes más separados y que por tanto, con los cepillos pueden llegar a más sitios y pueden hacer una limpieza más exhaustiva. Otros por el contrario, tiene los dientes perfectamente alineados y apretados, y por tanto no existe hueco donde los restos de comida puedan esconderse. Y otros usan dentaduras que resultan perfectas para acumular alimentos. Todos y cada una de estas personas deben cepillarse por igual y usar hilo o seda dental, ya que en cualquiera de los casos los espacios interdentales son difíciles de limpiar con un cepillo tradicional. Para ello contamos con el hilo o la seda dental, cuya elección dependerá de nuestras necesidades individuales y de nuestras predilecciones. Las diferencias entre hilo o seda dental, radica en que el primero es más adecuado para aquellas personas que tienen unos mayores espacios interproximales, o lo que es lo mismo, que cuentan con espacios de fácil acceso entre los dientes. Por su parte la seda dental, será más recomendable para aquellas personas que tengan los dientes muy juntos o apiñados, por tanto unos espacios interproximales más estrechos.

Como hemos comentado, tanto el hilo como la seda dental, es un instrumento que nos ayudará en nuestra higiene bucodental, como instrumento adicional a la hora de eliminar correcta y eficazmente la placa que se acumula en nuestros espacios interdentales donde el cepillo no es capaz de llegar. Por tanto estamos ante un elemento complementario, que en ningún caso deberá ser usado como a un sustituto del cepillado dental. Incluso en los casos de las personas que padezcan de encías inflamadas, se aconseja el uso de hilo o seda dental, aunque es cierto que al tocar con la encía, ésta sangre pero solo sucederá esto hasta que la inflamación disminuya. Hay que tener en cuenta que el uso del hilo o seda dental es algo más complejo que el cepillado normal, y por tanto deberemos ir con un poco más de cuidado al principio, hasta que consigamos tener algo más de práctica y podamos poco a poco realizar esta tarea con mayor facilidad.

Una vez nos decidamos a usar hilo o seda dental, deberemos tener en cuenta que podemos encontrar varios tipos de este producto. Por ejemplo hay hilos o sedas dentales que contienen cera y otros que no. Las que contienen un recubrimiento de cera, lo que harán es que se deslizarán mejor entre nuestros dientes, y en los casos de espacios interproximales reducidos, puede ir realmente bien. También hay hilos o sedas dentales que contienen flúor, que serán especialmente recomendadas para aquellas personas que tengan un tipo de esmalte más fino. Del mismo modo hay opciones específicas para personas que lleven ortodoncia.

El hilo o seda dental, ¿antes o después del cepillado?

Quizás no es tu caso, y ni tan siquiera te habías planteado esta pregunta, pero es una duda muy frecuente en aquellas personas que empiezan a usar el hilo o la seda dental. El uso del hilo o de la seda dental debería ser siempre antes de nuestro cepillado habitual, ya que así estaremos haciendo que el flúor de nuestro dentífrico, y en el caso de usarlo, del colutorio lleguen a muchas más zonas y rincones que después del uso del hilo o de la seda dental estarán limpios.

Debemos recordar que lo mejora es usar el hilo o la seda dental al menos una vez al día, y como el cepillado de antes de irnos a dormir es el más importante, ese será el momento ideal para realizar una limpieza con nuestro hilo o seda dental.

Comprar hilo o seda dental

En Satisfarma, tu farmacia online de confianza, encontrarás gran variedad de hilos y sedas dentales, y de todas las opciones que puedes comprar, hemos destacado las siguientes:

  • VITIS CINTA DENTAL CON FLUOR Y MENTA: elimina la placa bacteriana interdental y bajo la línea de las encías previniendo las caries y la enfermedad periodontal.
  • VITIS SEDA DENTAL SUAVE CON FLÚOR Y MENTA: reduce eficazmente la placa bacteriana del espacio interproximal y bajo la línea de las encías previniendo la aparición de caries, gingivitis y enfermedad periodontal.
  • VITIS SEDA DENTAL SIN CERA: seda dental sin cera está diseñada para reducir eficazmente el biofilm oral (placa bacteriana) gracias a su alta capacidad de arrastre.
  • VITIS SEDA DENTAL CON CERA: seda dental con cera reduce eficazmente la placa bacteriana previniendo la aparición de caries, gingivitis y la enfermedad periodontal.
  • PHB FLUOR Y MENTA HILO DENTAL PTFE: hilo dental compuesto por fibra PTFE Monofilamento (no se deshilacha entre los dientes), resistente, suave y flexible.

 

Envíos en 24/48 horas
Valoraciones de nuestros clientes