Política de Cookies: Este sitio web utiliza cookies. Si continúas navegando aceptas el uso de las cookies. Más información. ACEPTAR

Algas

Algas

En Satisfarma disponemos de un amplio abanico de complementos alimenticios eficaces para el control de peso con algas. En ocasiones, un aporte extra es muy beneficioso para mantener a raya nuestra figura y salud. 

¿Cómo pueden las algas ayudarnos a controlar el peso?

Existen varios motivos por los que las algas son beneficiosas para controlar el sobrepeso. En primer lugar, es importante destacar su alto contenido en yodo. Gracias a esto, regula el funcionamiento de la glándula tiroides, que es la encargada de quemar los carbohidratos. 

Por otro lado, las algas producen un efecto saciante al entrar en contacto con el agua. Además, este tipo de planta acuática aporta mucílagos, que es una especie de fibra que estimula el correcto funcionamiento del intestino grueso. 

De esta manera, las propiedades adelgazantes de las algas también se deben a que permiten la eliminación diaria de los residuos intestinales. Esto es muy importante porque así se elimina el exceso de peso para alcanzar el peso salud. 

¿Qué algas sirven para controlar el peso?

Hay muchas algas que son eficaces para adelgazar. A continuación, te mostramos un pequeño ejemplo:

  • Alga Espirulina: gracias a sus efectos saciantes y depurativos, es ideal para los programas de control de peso.
  • Musgo de Irlanda: además de ser un gran aporte de proteínas y minerales, también posee un efecto saciante eficaz en las dietas de adelgazamiento.
  • Alga Fucus: combate la celulitis, mejora nuestro metabolismo y reduce el colesterol.
  • Alga Chlorella: se ha empleado de forma tradicional como desintoxicante gracias a su contenido en vitaminas, minerales y aminoácidos. Sirve como apoyo para el sistema inmune y promueve la energía, vitalidad y la limpieza natural.

¿Qué causa el sobrepeso?

Es importante tener en cuenta que cada persona es diferente y, por ello, el sobrepeso se puede presentar por múltiples razones. A continuación, te presentamos las más comunes:

  • Dieta desequilibrada: la alimentación es una de las causas principales para desarrollar sobrepeso. Obviamente, nos referimos a las dietas que se caracterizan por un exceso de comida basura , o simplemente cuando se ingieren más calorías de las que se queman.
  • Actividad física escasa: relacionado con el punto anterior, si una persona ingiere un gran número de calorías, pero después no las quema con la práctica de ejercicio físico, es probable que desarrolle sobrepeso. 
  • Problemas de salud: algunos problemas hormonales pueden provocar sobrepeso y obesidad, como un desequilibrio de las glándulas tiroides y/o suprarrenales, el síndrome de Cushing y el síndrome del ovario poliquístico.
  • Estrés o factores emocionales: una de las vías de escape típicas para las personas que están pasando por momentos estresantes son los atracones de comida que, obviamente, acaban afectando negativamente a nuestro peso. 

Existen otros motivos que desencadenan problemas de sobrepeso, como la retención de líquidos, tener un metabolismo lento, exceso de acidez en la sangre o la propia genética.

¿Cuál es el peso ideal?

Como es lógico, el peso ideal varía mucho en función de las características específicas de cada persona. Además, debes tener en cuenta varios factores, como la estatura, la edad y el sexo. 

A pesar de que existen calculadoras para saber cuál es tu IMC (Índice de Masa Corporal), estas solo sirven para darte un valor de referencia porque no distinguen entre masa muscular y masa grasa. 

Para controlar tu peso de la manera más efectiva posible, debes tener en cuenta los siguientes aspectos:

  • Es fundamental pesarse siempre a la misma hora del día y sin ropa. Esto es importante porque no es lo mismo pesarse por la mañana con el estómago vacío que por la noche, cuando ya hemos acumulado todas las comidas del día. 
  • Cada báscula es diferente, así que procura pesarte siempre en la misma para obtener un resultado más preciso.
  • Mide tus circunferencias corporales con la ayuda de una cinta métrica.

¿Cómo podemos controlar el peso?
Como ya imaginarás, la clave para controlar el peso es la buena alimentación. Si necesitas bajar de peso, es recomendable que sigas una dieta hipocalórica, es decir, baja en calorías. Lo ideal es que un profesional de la nutrición evalúe tus características personales y te personalice una dieta 100% ajustada a tus necesidades.

No obstante, puedes tener en cuenta algunas ideas generales sobre cómo debe de ser una dieta de adelgazamiento. Para empezar, es importante elegir alimentos bajos en grasas y en calorías. 

Otro factor relevante es comer porciones más pequeñas. Para ello, puedes utilizar platos de menor tamaño. ¡Ojo! Eso no significa que debas saltarte comidas, más bien al contrario: es fundamental que comas 5 veces al día. 

A pesar de todo esto, las dietas milagrosas no existen. Te pueden ayudar a corto plazo, pero a la larga acabarás recuperando o incluso sobrepasando tu peso original. Por eso, es importante cambiar los hábitos alimentarios y adaptarse a ellos con cierto rigor.

Y, cómo no, la práctica de ejercicio físico es asignatura obligatoria. No hace falta que sea muy intenso, sino que debe de ser moderado y adaptarse a tus posibilidades físicas. Los ejercicios de cardio como la bicicleta, la cinta, la elíptica o salir a correr pueden ayudarte a bajar de peso. 

Recuerda también beber agua en lugar de bebidas azucaradas. Es mucho más sano y te ayudará a bajar de peso. Nuestro organismo necesita 35 ml de agua por cada kilo de nuestro peso. 

Para calcular cuántos vasos de agua de 250 ml necesitas beber al día, puedes seguir la siguiente fórmula matemática:

35 ml x Tu peso en kg. Por ejemplo, una persona que pesa 60 kg, deberá multiplicar 35 x 60 = 2.100 ml. Si dividimos 2.100 ml entre la medida normal de un vaso de agua (250 ml), el resultado es de 8 vasos diarios. 

Complementos alimenticios a base de algas

En Satisfarma, tu farmacia online de confianza, ponemos a tu disposición una serie de complementos alimenticios naturales que te darán el empujón extra para adelgazar. Los suplementos, junto con la práctica regular de ejercicio físico y una dieta sana y equilibrada, serán tus mejores aliados para bajar de peso. 

A continuación, destacamos algunos complementos alimenticios a base de algas que pueden ayudarte a controlar tu peso corporal: 

  • Espirulina, de Ana María Lajusticia: la espirulina es una gran fuente natural de proteínas de alto valor biológico y altamente asimilables. Contiene todos los aminoácidos esenciales en proporciones equilibradas, además de otros valiosos nutrientes. 
  • Thyrovance, de Inovance: es un complemento alimenticio a base de algas marinas ricas en yodo, así como tirosina, romero, coenzima Q10, zinc, selenio y vitaminas.Está está indicado para mantener el equilibrio de la función tiroidea y el metabolismo, consiguiendo un control efectivo del peso corporal.
  • Nutriesencial, de Besibz: es un complemento alimenticio que combina extractos de plantas y algas con efecto energético, antioxidante y depurativo.
  • Green’flor, de Nutergia: está formulado a base de algas verdes, en particular la Chlorella, que contribuyen a la eliminación de las toxinas y de los metales pesados. Además, estimulan el hígado y los riñones, que son los órganos encargados de la detoxificación. 

En Satisfarma, puedes encontrar muchos más complementos alimenticios para controlar tu peso. Si tienes dudas sobre alguno de nuestros productos o te gustaría recibir asesoramiento para saber cuál se adapta mejor a tus necesidades, no dudes en ponerte en contacto con nosotros por teléfono (608 720 844) o correo electrónico