Política de Cookies: Este sitio web utiliza cookies. Si continúas navegando aceptas el uso de las cookies. Más información. ACEPTAR

Jalea y ginseng

Jalea y ginseng

Jalea

Con la llegada de la primavera, es muy común que suframos la conocida astenia primaveral. A veces, a nuestro organismo le cuesta adaptarse a los cambios de estación. Cuando esto ocurre, podemos experimentar cansancio, debilidad y alteraciones en el estado de ánimo.

Asimismo, el estrés, el sueño insuficiente o los desajustes hormonales también pueden desembocar en una falta de energía o irritabilidad. En estos casos, la jalea real es un gran aliado para devolvernos la vitalidad necesaria. 

La jalea real se extrae de las colmenas de las abejas. De hecho, las larvas y la abeja reina se alimentan de jalea durante sus primeros días de vida por sus grandes propiedades nutricionales. 

La composición de la jalea real es de un 60% agua, azúcares, proteínas, lípidos y ceniza. Además, es una fuente rica en vitaminas, minerales, aminoácidos y enzimas. Gracias a esta combinación, la jalea real es eficaz para combatir el agotamiento físico y mental.

Asimismo, cabe destacar que la jalea se asocia a múltiples propiedades beneficiosas para nuestro organismo: es antioxidante, antiinflamatoria, antibacteriana, antiviral, inmunoestimulante, rejuvenecedora y energética.

Ginseng

Al igual que la jalea, el ginseng también soluciona los problemas de cansancio. Una de sus mayores virtudes es que actúa como estimulante energético sin generar sobreexcitación. 

El ginseng es una planta que pertenece al género de las Panax. Se ha empleado de forma tradicional por sus múltiples propiedades beneficiosas para nuestro organismo. 

Sin duda, el principal beneficio que se asocia al ginseng es su capacidad de combatir tanto el agotamiento físico como el mental. Asimismo, es eficaz para reducir el estrés, estimular la capacidad intelectual, proteger el sistema cardiovascular, activar el sistema inmunológico y reducir los niveles de glucosa en sangre.

Cabe destacar que existen diferentes tipos de ginseng. Entre ellos, los más populares son el ginseng chino, el ginseng coreano, el ginseng americano y el ginseng siberiano. 

¿Por qué es importante tener energía y vitalidad?

Cada día es una nueva oportunidad para disfrutar de la vida. No obstante, muchas veces nos sentimos agotados, fatigados y desmotivados sin saber por qué. Cuidar de nosotros mismos es crucial para nuestro bienestar tanto físico como mental. 

La falta de energía es un lastre que arrastran muchas personas y que, obviamente, afecta de forma negativa a su día a día. Por esta razón, es fundamental encontrar un equilibrio entre las responsabilidades que tenemos que llevar a cabo y las actividades que nos producen placer y bienestar. 

Hay múltiples formas para sentirnos más enérgicos, y todas ellas dependen de nosotros mismos. No existen fórmulas mágicas para estar más activos y motivados, sino que debemos de poner de nuestra parte para cambiar nuestra perspectiva y ser personas más productivas. 

¿Cómo tener energía y vitalidad?

La fatiga general es una condición que afecta a millones de personas en el mundo. A diferencia del Síndrome de Fatiga Crónica, sentirnos con falta de energía en el día a día es algo que podemos prevenir si adoptamos la actitud y hábitos correctos.

A continuación, te damos algunas claves básicas para sentirte más motivado:

  • Alimentación y ejercicio físico. Gran parte de nuestra energía procede de nuestra dieta. Por ello, es vital encontrar nuestro peso ideal. Por esta razón, si sufres obesidad tardarás un tiempo en estar en tu peso saludable y tus niveles de energía no serán óptimos hasta entonces. Es muy importante llevar una dieta sana y equilibrada, así como practicar deporte con cierta regularidad.
  • Dormir bien. Descansar por la noche es fundamental para sentirnos con vitalidad al día siguiente. Para ello, es importante dormir unas 8 horas diarias y evitar el uso de dispositivos electrónicos una hora antes de ir a dormir, porque afectan a la producción de melatonina en el cerebro.
  • Beber agua regularmente. La falta de agua en nuestro cuerpo afecta seriamente a nuestra energía. De hecho, un músculo deshidratado al 3% puede perder hasta el 10% de su fuerza y un 8% de su vitalidad.

Todas estas medidas se centran a nivel físico, pero recuerda que es importante encontrar tiempo libre para uno mismo. Es decir, practicar las actividades que te gustan y te provocan bienestar es una buena manera de rebajar el estrés y, en consecuencia, aumentar la energía. 

Complementos alimenticios con jalea y ginseng 

A pesar de que, como hemos visto, nuestra actitud y hábitos de vida son fundamentales para convertirnos en personas más enérgicas y vitales, en ocasiones necesitamos un apoyo extra que nos ayude a sentirnos mejor.

En este sentido, los complementos alimenticios pueden ser un poderoso aliado para combatir la falta de energía y desmotivación. A continuación, destacamos algunos complementos alimenticios a base de jalea y ginseng:

  • Jalea Real Própolis, de Arko: es un producto dietético que contiene  miel, Jalea real, Própolis y zumo concentrado de naranja. Se trata de un excelente producto natural para ayudar a elevar la energía y vitalidad en periodos de cansancio y astenia.
  • Ginseng Fitoconcentrado, de Aboca: concentra todas la sustancias funcionales presentes naturalmente en las raíces de esta planta.
  • Energisil Vigor Ginseng: es un complemento alimenticio a base de raíz de Panax ginseng y vitaminas. Actúa como energizante y vigorizante.
  • Energie divine, de Aborigen Serpens: es un estimulante físico y mental. Da energía de forma inmediata, aumenta la concentración y mejora la astenia primaveral y otoñal. Recomendado para deportistas y estudiantes.

En Satisfarma, tu farmacia online de confianza, puedes encontrar muchos más complementos alimenticios a base de jalea real y ginseng. Si tienes dudas sobre alguno de nuestros productos o te gustaría recibir asesoramiento para saber cuál se adapta mejor a tus necesidades, no dudes en ponerte en contacto con nosotros por teléfono (608 720 844) o correo electrónico