Flores de Bach

Flores de Bach

Filtros activos

Todos hemos oído el nombre de Flores de Bach, pero también somos muchos los que no sabemos en qué consisten realmente y en qué nos pueden ayudar. Lo primero que debemos saber acerca de las Flores de Bach, es que se trata de una terapia natural alternativa, que busca ofrecer un remedio eficaz tanto a enfermedades como a estados de ánimo alterados, mediante unas preparaciones a base de diluciones de flores. Son muchas las personas que confían en ellas para tratar diversas dolencias como la angustia, los estados de estrés o la ansiedad.

Para conocer un poco más el origen de las Flores de Bach, debemos remontarnos hasta los años 20 y 30 del pasado siglo, donde el médico de origen inglés Edward Bach, apellido del cual le otorga el nombre a las flores, empezó a usarlas. Se trata de un remedio de inspiración homeopático, que se obtiene mediante las tinturas madres, que se consiguen a través de flores diluidas en agua, que a su vez se diluyen en brandy para poder así conservarlas. Este tipo de preparados es lo que encontramos en el mercado, y que es distribuido con el nombre de Flores de Bach.

El remedio de las Flores de Bach cuenta con 38 variedades, las cuales pueden ser empleadas individualmente o mezcladas entre sí, lo que nos otorga la posibilidad de hacer preparaciones específicas para cada persona y caso. Además, también debemos destacar que hay un preparado que recibe el nombre de Rescue Remedy, que también podrás encontrar en Satisfarma, el cual está compuesto por cinco esencias florales diferentes, apto para situaciones de emergencia, en los que necesites volver a un estado de calma y control.

A la hora de tomar las Flores de Bach, lo más recomendables es diluir dos gotas del preparado que se adecue a nuestras necesidades, en un vaso de agua y tomarlo hasta notar sus efectos y sentirnos calmados, si se trata de una situación puntual, o tomarlo durante un día entero. También podemos tomar las Flores de Bach aplicándolas directamente sobre nuestra lengua, o mediante la mezcla elaborada en un pulverizador y aplicándola en nuestro cuerpo o en el ambiente en el que nos encontremos. Otra opción muy utilizada a la hora de aplicar las Flores de Bach, es echar unas cuantas gotas de la esencia que hayamos seleccionado en una bañera con agua tibia. Una vez realizado este proceso, tan solo deberemos mantenernos en el agua por un periodo de mínimo unos 20 minutos. Si utilizamos este último método de aplicación, lo más recomendable a la hora de secarnos, es hacerlo mediante suaves pulsaciones, para de este modo conseguir que el aceite de las Flores de Bach, permanezca en nuestra piel durante la noche. Por último tenemos la opción de mezclar las Flores de Bach con nuestra crema corporal habitual, aplicándola de forma diaria hasta que consigamos los beneficios que estamos buscando.

El doctor Edward Bach descubrió un total de 38 remedios que hoy conocemos como las Flores de Bach, cada uno destinado a un problema o a un estado emocional en concreto. De entre todos los 38 remedios de Flores de Bach que existen, vamos a destacar en primer lugar el Álamo temblón (Aspen), un tipo de flor que es empleada para superar el miedo que nos puede causar las situaciones amenazantes o los malos presagios. Del mismo modo, también puede ayudarnos en casos de nervios o de ansiedad. En segundo lugar encontramos la Haya (Beech), usada sobre todo por personas que quieren calmar sus nervios y dejar de mostrar un carácter de tipo intolerante, mejorando sus perspectivas frente a la de los demás. En tercer lugar encontramos a la Achicoria (Chicory), ideal para estado de obsesión frente a preocupaciones por el bienestar de los tuyos, cuando existe sobreprotección y exceso de preocupación. Seguidamente encontramos la Aulaga (Gorse), perfecta par estados de desesperación frente a la rutina diaria, y también frente a estados de falta de ilusión por cualquier cosa de tu día a día. En quinto lugar encontramos a la Madreselva (Honeysuckle), un tipo de Flores de Bach muy usada por aquellas personas que viven ancladas en el pasado, y que por tanto viven en un estado de nostalgia permanente, sin capacidad para disfrutar del presente. Por último queremos destacar el Castaño Rojo (Red chestnut), una flor pensada para todas aquellas personas que tienen una obsesión sobre el miedo a que sus seres más queridos sufran algún tipo de daño o contratiempo.

Estos tipos de Flores de Bach son solo algunas de las múltiples opciones que podemos encontrar, ya que hay otros tipos como el Sauce, la Rosa Silvestre, el Nogal o el Pino. Para saber cual es el remedio que más te conviene, lo mejor es dejarte recomendar por el especialista de la terapia. Debes saber que no existe ningún tipo de riesgo de que las Flores de Bach interfieran con otro tipo de medicamento, ni que tengan ningún efecto nocivo para nuestra salud. Del mismo modo, las Flores de Bach no son un tipo de tratamiento que cree hábito o adicción.

Comprar Flores de Bach

En Satisfarma, tu farmacia online de confianza, podrás encontrar todos los tipos de Flores de Bach que existen y de entre todos ellos, hemos querido destacar las siguientes:

  • FLORES BACH WILD ROSE: un remedio natural para aquellas personas que van a la deriva con resignación y apatía.
  • FLORES BACH WALNUT: ayuda a las personas a protegerse de las influencias externas, tanto sea personales como energéticas.
  • FLORES BACH BEECH: la flor para los que sienten la necesidad de ver más bondad y belleza en todo lo que les rodea.
  • BACH RESCUE PLUS 10 CARAMELOS RELLENOS NARANJA Y FLORES SAUCO: aportan energía y vitalidad al cuerpo, disminuyendo el cansancio y la fatiga y combatiendo el estrés.
  • FLORES BACH SCLERANTUS: flor de Bach para la indecisión y la inestabilidad.

 

 

 

 

 

 

 

 

Envíos en 24/48 horas
Valoraciones de nuestros clientes